¿Qué tipo de taquero eres?

Elige los tacos sin los que no puedes vivir:

  • Pastor 
  • Mariscos
  • Carnitas
  • Todo lo que tenga una tortilla

Que a mis tacos les falte todo menos:

  • Verdura
  • Limón
  • Salsa de la que pica
  • Todas las anteriores

Dime cómo te vistes para ir a los tacos y te diré quien eres:

  • Del color de mi salsa favorita, para combinar.
  • Elegante, porque comer tacos es algo de clase.
  • Fresco, por si la salsa me hace sudar.
  • Con ropa muy holgada, para no dar el botonazo.

En pocas palabras tú eres:

  • Callado, tímido e inocente.
  • Muy abierto, como una taquería 24 horas.
  • Divertido como la salsa borracha.
  • Más picante que el chile habanero.

Eres “El Güero”

Tu estilo internacional te delata: creen que eres extranjero aunque vivas en la colonia, eres muy popular y todos te quieren porque cocinas rico.

Eres “El Amigo”

Dicen que no hay amor más sincero que el de un taquero, y definitivamente a ti te quedaría a la perfección esta frase. Si tuvieras tu propia taquería, todos tus clientes irían a tu negocio por tu gran sazón y porque sabes ser el tipo de persona en quien se puede confiar.

Eres “El Paisa”

Si fueras un taquero, serías muy conocido por tu gusto versatil, siempre de un lado al otro conociendo nuevos sabores y aprendiendo otras recetas para ofrecer algo distinto; haz vivido aquí y allá, haz sido vecino de todo el mundo y el spanglish se te da muy bien.

Eres “El Costeño”

Tu gusto por la playa y tu bronceado te hacen perfecto para ser quien sirve los mejores tacos de mariscos de la cuadra. Si tu profesión fuera la de un taquero, todos estarían fascinados con tu manera de preparar cualquier cosa que venga del mar. Porque en el mar la vida es más sabrosa, porque en el mar… ok, basta.