¿Qué tan salsa eres?

Si tuvieras el poder de ser una verdura serías:

  • Una cebolla.
  • Un jitomate.
  • Un tomate verde.
  • Un chile del que pica.

Las personas dicen que eres:

  • Ácido.
  • Picante como chile habanero.
  • Más amargo que masticar granos de café. 
  • Dulce cual tarro de miel. 

¿Eres el alma de la fiesta de cualquier reunión?

  • Hasta la pregunta ofende.
  • Mi forma de bailar conquista a todos.
  • Prefiero quedarme en lo oscurito.
  • ¿Fiestas? Ya no sé qué es eso.

Salsa Verde 

Definitivamente caes bien en cualquier lugar al que vas y eres bienvenido en todas las fiestas. A pesar de que tu personalidad no es tan explosiva, tienes toda la actitud para sacarle provecho a tus cualidades y siempre sabes cómo conquistar a los demás con tu buen gusto, te gusta de todo y vas bien con todo.

Salsa Roja

Aparentemente eres noble y de buenos sentimientos, pero cuidado con quien te haga enojar porque sabes cómo sacar tu lado más picante que sin duda provocará mucho ardor. Puede que no a todos les guste lo que tienes qué decir, pero nadie se puede quejar de que no le pones sabor a la vida, los que te eligen saben lo que quieren.

Salsa Borracha

Si algo es seguro es que tú llevas la fiesta por dentro.  Una reunión aquí, unas carnes asadas por allá, siempre con la agenda llena de actividades sociales. Es cierto, no es que vayas a cualquier lugar donde te inviten, porque sabes elegir bien en dónde divertirte.

De Chile Habanero

A pocas personas les viene tan bien la frase “mírame pero no me toques”, porque contigo conviene tener cuidado. Siempre dejas claro cuáles son tus límites, y si alguien se pasa contigo seguramente lo pondrás a sudar y hasta le sacarás una que otra lagrimita.